La espiral del silencio en las elecciones de EU


callarEstimados amigos, en esta ocasión les comparto la explicación de una teoría en comunicación polítical llamada “la espiral del silencio”.  Carmen Gavira nos da su opinión sobre esta teoría aplicada a las pasadas elecciones presidenciales en Estados Unidos. Luis Enrique Sánchez Diaz

El mundo esta en shock, la sociedad americana grita en sus calles que él no es su presidente y la comunidad latina completamente asustada por las medidas que puedan empezar a llegar, por parte del nuevo presidente de los Estados Unidos, Donald Trump.

El fracaso de los analistas políticos y las diferentes firmas encuestadoras, quienes daban como ganadora a Hillary Clinton, han colocado en jaque la legitimidad y la objetividad, no solo de esta profesión, sino de los medios de comunicación, principales formadores de la opinión pública. 

Déjenme explicarles, desde la óptica del marketing político, un poco qué fue lo que pasó, porque el resultado, así la gente no lo quiera aceptar, no es para nada sorprendente.

Sin ser en absoluto simpatizante de Trump, si debo aceptar como consultora política que su estrategia fue maravillosa, supieron identificar una necesidad, ese sentimiento de recuperar el orgullo americano que creían perdido, e implantarlo dentro de su público objetivo, los votantes blancos con un estrato socioeconómico bajo y limitada educación, lo que en Estados Unidos desgraciadamente llaman “white trash” o en español “basura blanca”.

Pueden creerlo, así los llaman, pero ese no es el tema acá, lo que les quiero explicar es que al igual que en la votación del plebiscito en Colombia, en las recientes elecciones de USA las encuestas no dieron y los análisis mucho menos, porque se basan en ellas, porque se aplicó lo que en comunicación política se llama La Espiral del Silencio, y es acá dónde nos damos cuenta de que ser consultor político es mucho más que saber diseñar una valla.

La Espiral del Silencio es una teoría que menciona que a los seres humanos nos da miedo el rechazo social, y por lo tanto preferimos esconder nuestros pensamientos e intenciones y expresar algunos que sean similares a los que son vistos como políticamente correctos dentro de nuestro entorno. En Colombia era políticamente correcto votar por el ‘Sí’, porque si decías que ibas a votar por el no, eras el enemigo de la paz, en USA lo correcto era votar por Hillary, pues cómo podías estar de acuerdo con un ser tan desagradable como Trump.

Resultado de imagen para la espiral del silencio

Al las encuestadoras medir la opinión pública se encontraban con la respuesta “adecuada”, pero lo que no quisieron o supieron medir, era que se estaba dando este fenómeno que en definitiva cambiaría el rumbo de la política a nivel mundial.

En campaña para contar con una diferencia representativa en las encuestas, se necesita tener más de 5 puntos por encima del contrincante y en USA nunca superaron ese límite, por lo tanto era una contienda muy reñida y si a eso le sumamos esa fracción de sociedad, que por miedo al rechazo escondía su intención de votar por Trump, sabíamos que al final él iba a ser el ganador, incluso en determinados Estados bisagras, que son los que cambian de tinte político de acuerdo con la elección y determinan el éxito del candidato a través de la asignación de los votos de los colegios electorales.

Carmen Gavira.

Enlace original

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s